Social Commerce(3)

Para finalizar con  esta trilogía, vamos a ver aplicaciones para móviles y  ejemplos para ver como transformar redes sociales en plataformas de social commerce:

Shopkick es una aplicación para móvil que proporciona recompensas al realizar compras desde casa o en las propias tiendas asociadas a la app. Además, permite escanear productos y avisa de los descuentos y ofertas. Un paso más allá han ido Puma o EON Reality con sus espejos interactivos, que permiten al usuario ver cómo le quedarían distintas prendas sin necesidad de pasar por el probador. ¿Demasiado ciencia-ficción? No es preciso ir tan lejos para introducir elementos online en nuestras compras.

Cada vez es más frecuente realizar consultas a través de nuestros smartphones para recoger información sobre aquello que nos interesa .

¿Y quién no ha recurrido a aplicaciones de mensajería como Whatsapp para enviar la foto de un producto a alguien de confianza y que esta forma nos dé su opinión sobre si debemos comprarlo o no? El fenómeno de la integración está más que aceptado por los retailers. Vicki Cantrell, directora ejecutiva de Shop.org, afirmaba en un artículo de Mashable que los consumidores quieren productos, experiencias o precios concretos, al margen del canal en el que los consigan. Por lo tanto, es recomendable desarrollar una estrategia que apoye la integración on-off y que esté adaptada a las características de la marca y a lo que requieran los clientes.

Es un esfuerzo que merecerá la pena. Por ejemplo algunos ejemplos  en los que se transofrman las redes sociales para el social commerce son:

– El auge de la telefonía móvil. Los dispositivos móviles son atractivos para los usuarios a la hora de comprar porque antes de decidirse pueden comparar precios o pedir consejos a sus amigos.

– El auge de la web visual. Páginas como Tumblr, Pinterest o Instagram se están convirtiendo en depósitos de ideas para las compras, con consejos de modas y listas de deseos, generalmente por los catálogos que los propios usuarios hacen.

– Demografía. Hoy en día los jóvenes mejores de veinte años con dispositivos móviles están acostumbrados a realizar compras online, y sus smartphones o tabletas suelen ser su principal herramienta de compra. El usuario promedio de Pinterest se sitúa en una edad de entre 30 y 49 años, un grupo que se considera con disponibilidad de ingresos

– Retos significativos que persisten. El social commerce, se haga del modo que se haga, tiene que reflejar una regla fundamental siempre defendida por Amazon: los consumidores sólo hacen clic para comprar si es relativamente fácil. Es imprescindible tener en cuenta esta norma, cuidar a los clientes habituales, más que a los ocasionales ya que sus intenciones de compra son frágiles y pueden evaproarse rapidamente. En la actualidad, los pasos intermedios antes de poder dar al botón ‘comprar’ son muy extensos, cuanto más cortos mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s